スペイン史研究

ESTUDIOS DE HISTORIA DE ESPAÑA

Número 19 (diciembre 2005)

(Reflexiones) La obra literaria y su tiempo: La conmemoración del Cuarto Centenario del Quijote

por Hirotaka Tateishi

El año 2005 corresponde al Cuarto Centenario de la publicación de la primera parte de la obra de Miguel de Cervantes: El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Este hecho nos obliga a plantearnos dos problemas relacionados con la obra literaria:

1) La relación del autor con el tiempo en que vivió y

2) El significado del hecho de conmemorar la publicación de la obra en el contexto político e histórico en que vivimos.

En cuanto al primer problema, estoy totalmente de acuerdo con la opinión de Antonio Feros y Juan E. Gelabert, según la cual "no se puede entender el Quijote sin entender el periodo, el contexto histórico, la vida y aventura de su autor, don Miguel de Cervantes". Porque Miguel de Cervantes no es en ningún sentido ajeno a "las ansiedades e inquietudes de la España de principios del siglo XVII, las mismas que el Quijote, con inmensa vividez, recupera, repite y transforma", según Georgina Dopico Black. Por consiguiente, el Quijote no es una obra que incluya contenidos relativos a la "democracia" o al "espíritu de tolerancia", como apuntan algunos literatos, sino una obra plenamente hija de su tiempo: el Siglo de Oro, un tiempo lleno de conflictos, que, de acuerdo con el concepto que formuló ya hace tres décadas J. I. Gutiérrez Nieto, correspondería al de la sociedad castizo-estamental.

La sociedad estamental se basa en la armonía corporativa, de modo que Sancho Panza satiriza la doctrina, "quando caput dolet caetera membra dolent". Sin embargo, tanto para Don Quijote como para Sancho Panza, la cabeza y los miembros son indispensables para formar la sociedad (El Quijote, 2, 2). Y la nobleza debe ser ajena a los oficios mecánicos y viles. Así, el propio hidalgo, don Quijote, vive de "la administración de su hacienda" (Q, 1, 1).

Para la sociedad estamental de la España del momento, hay otro elemento que refuerza el orden vigente de la sociedad, cual es la "cascada de desprecio" no sólo de los oficios, sino también de los orígenes étnicos y religiosos de cada miembro. Desde fines del siglo XV, en España no existe otro miembro de pleno derecho en la sociedad que el cristiano, por ello se sigue despreciando a los nuevos cristianos o a los que no son "limpios de sangre de moro y judío". Dice Sancho: "y cuando otra cosa no tuviese sino el creer, como siempre creo, firme y verdaderamente en Dios y en todo aquello que tiene y cree la santa Iglesia Católica Romana, y el ser enemigo mortal, como lo soy, de los judíos, debían los historiadores tener misericordia de mí y tratarme bien en sus escritos" (Q, 2, 8). Es cierto que Sancho siente dolor hacia la suerte del morisco Ricote y su mujer e hija. Pero, con tal de que sean "cristianos firmes y verdaderos" (Q, 2, 54).

En la historiografía reciente, el régimen de la época moderna se suele denominar "Monarquía Católica". Debemos contrastar el ideal de la comunidad religiosa católica con la intolerancia hacia otros grupos étnicos y religiosos diferentes al católico.

En cuanto al segundo problema, para poder reflexionar acerca de él, contamos con el estudio de E. Storm sobre el tercer centenario del Quijote en 1905. Según este autor, la celebración se planteó desde el punto de vista del interés nacionalista, y, "aunque se pronunciaron muchísimos discursos, y faltaban críticas y polémicas abiertas, la fiesta (en 1905) tampoco fue una clara muestra de unidad nacional. Todo el mundo alababa el libro de Cervantes, pero cada uno enfatizaba su propia interpretación".

Por consiguiente, si el "Monumento a Cervantes" ubicado en la Plaza de España en el centro de Madrid representa la trinidad de "La Literatura", "El Misticismo", y "El Valor Militar", no es sino el fruto del nacional-catolicismo basado en las fuerzas del Ejército y la Iglesia en la primera mitad del siglo XX español. Tenemos que traer a la memoria el anuncio de los carteles pegados en las paredes, después de haber entrado victorioso el ejército franquista, en las regiones con lenguas propias (Cataluña, Galicia, País Vasco, etc.): "España, la Disciplina, y la Lengua de Cervantes, Viva!", o "Si eres español, habla la lengua del Imperio!"

En cuanto a la celebración del Cuarto Centenario del Quijote, aún no podemos pronosticar nada. Pero hay una actitud fundamentalmente contraria al tercer centenario y los actos posteriores que culminaron en el "Monumento a Cervantes". En Sevilla se celebra el "Encuentro internacional: Cervantes, El Quijote, lo moro, lo morisco y lo aljamiado", en el cual se valora "un ejemplo decisivo de superación en una época multiculturalmente difícil y reprimida", para promover el diálogo entre culturas.

 

Una escritora laica que glosa el paternoster: Isabel Ortiz

por Hiroshi Sakamoto

Este presente ensayo se trata de Isabel Ortiz, una casada, que glosó el paternoster e incluso intentó publicarlo. Por este motivo, fue detenida por la Inquisición de Toledo en 1564. En aquella época, para que una mujer escribiese, tenía que ser una religiosa y se necesitaba el mandamiento de superior o confesor. Entonces, sería un intento muy atrevido que una mujer laica, sin mandamiento de ningún varón, glosase las palabras de oración.

Los inquisidores sospechaban su parentesco con el franciscano Fray Francisco Ortiz, procesado por alumbrado en la década de 1530, pero no llegaron a constatarlo. En cualquier caso, lo cierto fue que nuestra escritora se movía en el mismo ambiente que el de los alumbrados de Toledo ya que servía a la Duquesa de Infantado igual que los alumbrados servían a los Mendoza. Las coincidencias entre ellos eran más que claras: la afirmación de la supremacía de oración mental sobre oración vocal; acendencia judía. Aunque ella negase su orígen converso, en el arcivo de tribunal se conservaba la sentencia inquisitorial contra su bisabuelo paterno procesado por judaizante.

Su marido se fue a las Indias hacía dieciocho años y no volvió. Sin que constase su muerte, no era viuda. O sea no podía volver a casarse ni meterse en el convento. Durante su ausencia, queda en un estado suspenso sin poder elegir nueva vida. Tal vez esta situación influyese en su dedicación a la práticica religiosa y decisión de escribir un libro.

Según declaró ella misma ante el inquisidor, la razón por la que escribió su libro fue que los libros espirituales que leyó tales como los de Fray Luis de Granada, Constantino Ponce de la Fuente, Erasmo y Francisco de Borja, le parecieron tan largos que determinó de recopilar lo más necesario de los dichos libros. Su libro manuscrito se lo dedicó a la Duquesa de Infantado. Según decían, todos los jesuitas de Alcalá de Henares lo leyeron. Se lo enbió a los universitarios de Alcalá y al comisario del Santo Oficio para que diesen la licencia de imprimirlo. Se la dieron con la condición de que no se pusiese por autor el nombre de una mujer. Por el momento no lo publicó porque se esperaba un catalogo de libros prohibidos en que se quitarían los libros semejantes.

El comentar sobre las palabras de la Biblia era una manera bastante general de escribir libros espirituales. A lo mejor Isabel Ortiz adoptó este estilo para escribir su libro. Sin embargo, en estos "tiempos recios", era una empresa muy atrevida y peligrosa que una mujer lo hiciese. El intento semejante lo hizo Santa Teresa de Jesús cuando escribió Las meditaciones sobre los Cantares, pero su confesor dominico le mandó que lo quemase. Especialmente a partir de 1559, el año de la publicación del catálogo valdesiano, el arresto del Arzobispo de Toledo Bartolomé de Carranza, y el auto de fe de protestantes vallisoletanos y sevillanos, se les iba suprimiendo a las mujeres la posibilidad de enunciar la voz. En la segunda mitad del siglo, los libros de autores femeninos no se publicaron excepto los de Santa Teresa. Ésta podía escribir porque aparentemente se comportaba obediente a los superiores.

A diferencia de otras escritoras religiosas, Isabel Ortiz no justificó el escribir un libro por el mandamiento de superior ni confesor. Lo hizo por su propia voluntad sin ningún mandamiento masculino. A una mujer que estubiese familializada con la cultura de Mendoza, resultaría muy natural ocurrirsele la idea de escribir un libro. En Guadalajara, hubo el salón de servientas a los Mendoza, al que pertenecía ella. Las mujeres de Mendoza sabían leer y escribir latín.

No sólo dentro del salón de Mendoza, sino fuera de él, fue rodeada de mujeres. Vivió junto con su hija única y cuidó de las hijas de su conocido. Su marido al que tuvo que obedecer estuvo ausente. No tuvo superior de la Orden al que tuviera que someterse. En este ambiente femenino, escribir sería un acto autonómico sin necesidad del mandamiento masculino.

 

Argel en el tiempo de Cervantes: A través de Topografía e hitoria general de Argel por Antonio de Sosa

por Jitsuko Masui

Cervantes, cautivado cerca de la costa catalana por los corsarios berberiscos cuando regresaba a España en la galera Sol, en septiembre de 1575, iniciaba un período de cautiverio que no había de concluir hasta 1580. Esa etapa de su vida dejó huellas indelebles en su posterior producción literaria, tal como lo reflejan El trado de Argel,Los baños de Argel y la Historia del cautivo interpolada en El Quijote. A finales del siglo XVI, Argel, corazón del Mediterráneo bajo el dominio del Imperio Otomano, alcanzó la mayor gloria de su historia gracias a las actividades corsarias. En este ensayo me gustaría presentar un cuadro del mundo socio-político y de la cultura multi-étnica en el Argel del tiempo de Cervantes. Es decir, un Argel que desempeña el papel de frontera entre varios mundos, desde donde Cervantes pudo observar una civilización diferente, pero no desde fuera sino que inmerso en aquella realidad.

Con el fin de realizar este objeto del ensayo, he consultado la magnífica obra de Antonio de Sosa, Topografía e hitoria general de Argel publicada en 1612 (reimpresión en 1927-29). Antonio de Sosa era un clérigo portugués y llegó a Argel en 1577 con otros 269 cautivos de la galera San Pablo. En los cuatro años que pasó en el baño(cárcel) de Argel como cautivo, este hombre conocedor de la cultura humánistica mantuvo una verdadera amistad con Cervantes. Topografía es una de las obras más representativas para obtener un amplio y detallado esquema histórico de Argel en el siglo XVI y, al mismo tiempo, será obra clave para el estudio del cautiverio de Cervantes.

La historia moderna de Argel empieza con la salida a escena de los hermanos Aruchi y Jeredín Barbarroja en 1516. Hasta los años que van de 1570 a 1580, esta ciudad marítima se va consolidando como centro de importancia o capital corsaria del Mediterráneo. Tiene unos sesenta mil habitantes y su población cosmopolita ---turcos, judíos, moriscos, árabes, berberiscos, etc.--- se comunica gracias a una "lengua franca". Entre ellos, los que dominaban la nueva sociedad argelina eran "los turcos de profesión" ---así los denominaba Sosa---, es decir, las nuevas gentes llegadas a Argel que han cambiado de fe y de ley cristianas pasando a convertirse en musulmanes. En un alto porcentaje eran italianos del sur y de las islas. Según Sosa, "Los turcos de profesión son todos los renegados que, siendo la sangre y de padres cristianos, de su libre voluntad se hicieron turcos....Éstos y sus hijos, por sí solos, son más que todos los otros vecinos moros y turcos y judíos de Argel".La mayor parte de ellos se dedicaron a la industria principal de Argel, o sea, al corso en el Mediterráneo. En realidad, en 1581, entre los treinta y cinco arraeces(capitanes) de las naves corsarias, veintiuno de ellos eran nuevos convertidos al Islam. Por otra parte, entre esos "turcos de profesión" aparecieron alugnos que llegaron a ser gobernadores de Argel. Por ejemplo, el gran personaje Euch Alí, Calabrés de origen, fue caputurado en 1536 ó 1537, a la edad de 18 años. Reniega de la religión cristiana y se convierte en hombre de confianza de Dragut, el gobernador de Trípoli. Finalmente, en 1568, ascendió a gobernador de Argel. Como hombre de destacada importancia, era objeto de las atenciones de los servicios secretos españoles que establecieron negociaciones con él y querían competir con el Imperio Otomano.

La gente de Argel tiene un origen popular o humilde y se va enriqueciendo con el corso y con el comercio a lo largo del siglo. Ellos crearon una sociedad abierta, biling ista de mestizaje cultural de frontera. En ella había una gran movilidad social o de posibilidad de ascenso social rápido para alguien sin particulares virtudes. Se caracterizaba al mismo tiempo por una gran permisividad en lo sexual, alejada de los modos rigurosos de una sociedad como la cristiana-inquisitorial de la España de la época.

No es de extrañar, por tanto, la fuerte impresión que produce este medio cosmopolita en un cristiano, además eclesiástico, como Sosa, que no duda en criticar esta sociedad "sin honra". En las obras de Cervantes, el gran objeto de las críticas será también el renegado malo. Cervantes aprovecha cualquier ocasión para condenar a aquellos que han cambiado de ley y actúan con mala fe contra los de su sangre considerándolos los principales causantes de los delitos de las costas y marinas españolas.

En la Edad Moderna de España o Europa, la imagen de una "Berbería cruel" fue penetrando progresivamente en la sociedad. Sería también un tema interesante investigar cómo contribuyeron a propagar tal imagen aquellos que regresaron del mundo islámico al cristiano ---como Sosa o Cervantes---, con la experiencia de haber tenido estrecho contacto con los "renegados" de la frontera. Sin embargo, eso rebasa el límite de este ensayo y lo dejó para otra ocasión.

 

La conquista de Mallorca por Jaime I con "Libre dels feyts"

por Iku Hayakawa

En la historia de Cataluña medieval, el reinado del rey Jaime I era el gran período de transformación. Cuando la expansión territorial hacia el Francia meridional había acabado por el matrimonio político, Jaime I varió del rumbo hacia el Mediterráneo, a donde la Reconquista' estaba parado en temporalmente. La conquista de Mallorca era un punto de partida. Mallorca era una base de actividad comercial, y también en Barcelona fomentando el crecimiento económico, estaba transformando su sociedad. Pero la situación real de la conquista de Mallorca no se han estudiado y apenas se refieren en unas crónicas contemporáneas. Casi no se investiga. El objeto de este comentario es considerar esa situación real y el significado de la conquista de Mallorca, como era el primer paso del avance al Mediterráneo, mediante "Libre dels feyts " de Jaime I.

La conquista de Mallorca en "Libre dels feyts" ocupa los capítulos de 47 a 107, y es incomparable con la conquista de Valencia que ocupa el 40% en el mismo libro. Pero "Libre dels feyts" muestra el rostro verdadero del rey, aun cuando se omitió unas partes inconvenientes para el rey mismo. Como mencioné anteriormente, "Libre dels feyts" se valora en más significativo de todos los documentos que se narran sobre la conquista de Mallorca, porque es abundante tanto en su calidad, como en su volumen. Aparte se manifiestan las descripciónes que no las adquieren otras crónicas, por hacer el relato del progreso de la conquista para el rey personalmente.

Al considerar el proceso de la conquista de Mallorca centrando en la transición de iniciativa, puede dividir en dos partes depués de los ataques generales de capítulo 88. Del proyecto de la conquista de Mallorca, por consejo y ayuda' en las Cortes, y salida del puerto hasta desembarcar en la isla, los barones y comerciantes catalanes quienes estaban en los Montcadas, fueron los hombres claves y ellos tomaron la iniciativa ciertamente. No obstante, aunque la expedición en sí empezó con la intención de los barones y comerciantes, para Jaime I fue una ocasión en la que hizo dirigir hacia las tierras musulmanas, mientras sufría por las luchas entre los nobles. Las vistas de los barones que se apegaron a obtener el territorio interior, habían llegado al estado de saturación, y los que realizaron el avance en el Mediterráneo fueron sucederos de los condes de Barcelona. Y Jaime I modificó la Cruzada de la Gloria del Dios', la conquista de Mallorca para suplir las faltas de finanzas y fuerzas militares por auxilio al exterior. Comenzaba la transición de iniciativa por las muertes en la batalla de don Guillén de Montcada y don Ramón, quienes iban a llevar delantera en el ataque de Porrassa (capítulo 68). Aunque los que afligieron por las fuerzas, inclinaban a dependerles, la situación era favorable para Jaime I por su fortalecimiento de poder. Efectivamente en disposición del ataque general, después de la caída de Montcada, los cristianos cumplían sus obligaciones. El tiempo cuando declinó rápidamente su iniciativa de Jaime I, fue desde que el consejo decidió a denegar la oferta del rey de Mallorca (capítulo 80). Ese asunto provocó a la oposición entre la casa de Montcada y el grupo de Nuño. Los cristianos básicamente estaban en el ejército del carácter heterogéneo y mostraban sus intereses por los beneficios. Pero, Jaime I fortalecía su poder que en el momento del acto del saqueo a causa de la ocupación de la ciudad. Jaime I distribuyó un solar, el edificio de la atarazana y cuatro galeras a la Orden del Hospital que no había participado en esta conquista. Lo que dos Ordenes y las galeras podían estar todo el tiempo en Mallorca, indica que Jaime I lo comprendió no sólo como la base del comercio, sino también como la base estratégica del ejército en el Mediterráneo occidental. La conquista de Mallorca tuvo por objetos siguientes la conquista de Valencia para eliminar la influencia musulmana en Mediterráneo occidental y conseguir el derecho marino.

Desde la conquista de Mallorca empezó a extenderse las rutas comerciales por el Mediterráneo y la economía en Barcelona se encontró en la fase de desarrollo. Los comerciantes, que han dedicado al comercio del Mediterráneo, obtenían bastante de la economía barcelonesa, por otro lado, los ascensos se formaban los órganos administrativos como las Cortes y Consell de Cent. Simultáneamente, fue promovido las industrias domésticas en Barcelona donde la ciudad medieval formaba el fundamento del progreso. A Jaime I le facilitó la conquista de Valencia a causa de tener precedente de la conquista de Mallorca. Valencia mantuvo el poder economía de alto nivel, y Mallorca hizo funcionar con suficiencia como la base comercial, por lo tanto, los que fueron el motivo directo del plan de el Imperio del Mediterráneo' para los que sucedieron a Jaime I en los reyes de Cataluña-Aragón. Desde el final de siglo XIII, Mallorca fue utilizado como un lugar del abastecimiento de alimentos para la conquista de Valencia y destinado a la guarnición militar cuando ganaron de Sicilia y Cerdeña. Mallorca nunca había abandonado su posición como el punto de comercio intermediario, lugar del transbordo y el almacenamiento desde la conquista de Sicilia.

La conquista de Mallorca situó como la base de el Imperio del Mediterráneo' en la historia de Cataluña medieval, en la cual se construía en el final del siglo XIII, como se consideraba la expansión del reino por el Mediterráneo después de la conquista de Mallorca.

 

事務局連絡先

学会の活動に関心のある方、さらに詳しい情報を得たい方は、どうぞ遠慮なくご連絡ください。
入会申込書はこちらからダウンロードしてご利用ください。word

〒223-8521
神奈川県横浜市港北区日吉4-1-1
慶応義塾大学来往舎702号室 八嶋研究室気付
スペイン史学会

E-mail: E-mail